Control de la polilla de la comida

240,00 

Para el control de la polilla de la comida (Plodia interpunctella) es preciso la realización de un tratamiento de choque que consiste en hacer 3 intervenciones a partir de la fumigación o la termonebulización según el alcance de la infestación que haya en el lugar a tratar.

Para poder calcular los costes de desplazamiento de nuestros técnicos, introduce la distancia en kilómetros desde la localización de prestación del servicio hasta la localidad más cercana

En Naturplagas contamos con técnicos en las siguientes localidades

  • Huelva
  • Sevilla
  • Monesterio
  • Mérida
  • Badajoz
  • Cáceres

La distancia desde el punto de prestación del tratamiento y la ubicación más cercana de Naturplagas es:

Descripción

Para el control de la polilla de la comida (Plodia interpunctella) es preciso la realización de un tratamiento de choque que consiste en hacer 3 intervenciones a partir de la fumigación o la termonebulización según el alcance de la infestación que haya en el lugar a tratar.

Con la primera intervención eliminamos la polilla adulta y crisálidas, pero no los huevos (los huevos tienen un recubrimiento que les permite adherirse a los objetos y al encontrarse en sitios inaccesibles y al ser tan diminutos no es posible eliminarlos), es por lo que se hace imprescindible una segunda y tercera intervención.

Las larvas de esta especie tienen la capacidad de poder roer el plástico y el cartón, por lo que pueden abrirse paso a través estos materiales; por lo tanto, incluso los contenedores sellados pueden estar infestados. Una vez se establecen, las polillas son difíciles de erradicar.

Las larvas del último estadio también pueden viajar largas distancias antes de la crianza; por lo tanto, un sitio de infestación determinado puede ubicarse a una gran distancia del sitio de la pupila más cercano.

Los huevos de la polilla de la comida son blancos, ovalados y muy pequeños. Es difícil verlos a simple vista. Las larvas recién nacidas son igualmente difíciles de ver

Las polillas se alimentan de muchos alimentos de origen vegetal. Estos alimentos incluyen alimentos secos para mascotas (a base de plantas), semillas para pájaros, cereales, mezclas para sopas, pan, pasta, arroz, harina, especias, frutos secos y nueces.

Hay una fuerte evidencia de que la concentración de grandes cantidades de trigo favorece el desarrollo de la polilla de la comida. Otras dietas óptimas incluyen sultanas, maíz amarillo americano y almendras. Por otro lado, las nueces y la harina de maíz dan como resultado un tiempo de desarrollo más prolongado para las polillas.

Nº de intervenciones incluidas en el precio: 3
Desplazamiento: 0,25€/km

Comencemos !!
1
Haz click para solicitar ayuda
! Presupuesto sin compromiso !